La autora y los maestros de ceremonias posan en Tavico