¡Perplejidad en el Salón de Plenos!

-¿Qué pasa con la letra p? -se preguntan los académicos.

Primero “petaloso” se coló por su belleza.

Un niño italiano la inventó. Todo un poeta.

Un premio a su profesora que supo ver la promesa que encerraba esta palabra.

Después “puertorriqueñidad”, con todas las vocales.

Grande fue el aplauso de bienvenida a esta nueva palabra en Puerto Rico.

Recién estrenamos “paparajote”.

Esconde una partitura musical condensada en cinco sílabas.

También un cachito de naturaleza en su interior.

Es dar un primer mordisco y… ahí aparece.

Por ello laureamos: ¡Viva la Academia!

 

Inma Maletas

 

Volver a Concurso de Microrrelatos  “Paparajote” >>
Share This